martes, 1 de diciembre de 2009

El poeta Johan Ludvig Runeberg (1804-1877)

A quien le hayan dado el viento de la sabiduría,
prestado al aire el habla tan ligeramente,
su discurso estará listo para remar en los jardines,
y los pequeños pájaros volarán en tierna bandada.



"Todos parecían estar hablando, hablando",
de "Odas literarias"

_________

Runeberg es el poeta romántico más importante de la Finlandia romántica, probablemente el más estimado de toda su historia lírica. Su aniversario, el 5 de febrero, constituye toda una celebración nacional (de una manera muy lejos de la que nosotros podemos conmemorar el "Día Cervantes", nuestro Día del Libro, el 23 de abril). No en vano uno de sus poemas se convirtió en el texto del himno oficial de la República Finlandesa tras su independencia, "Vårt land" ("Mi tierra").

Aparte del carácter patriótico de buena parte de su producción, Runeberg es un poeta intensamente romántico, con una estética de sencillez casi folclórica - lo popular es un tema fundamental en su poesía -, y siempre de una gran sentimentalidad e intensa melancolía, a veces incluso con tintes intensamente pesimistas y existenciales. Breves y directos, sus poemas describen sentimientos subjetivos, aunque en multitud de ocasiones se pongan en boca de otros, como puede ser una prototípica muchacha finlandesa. Ese "yo", ya sea real o proyectado, reflexiona sobre los sueños y ensoñaciones, las fantasías en vigilia... Lo fantástico, dentro de la línea general tanto romántica como especialmente el romanticismo nórdico, constituye también un asunto habitual de sus composiciones.

Su lengua materna y el de sus escritos es la minoritaria del país, el sueco. Después de todo, la alta cultura del siglo XIX finlandés
está escrita, con la excepción notable de las obras de Elias Lönnrot, el "Kalevala" y el "Kanteletar", principalmente en sueco. Era la lengua de la élite socio-económica, la de las reuniones en los salones... Hoy en día, precisamente gracias a figuras como la de Runeberg, el sueco sigue teniendo un gran prestigio cultural, aunque quienes no conocen la lengua lo suficientemente suelen recurrir a las abundantes traducciones en finés. A cambio, son muchos los que en Suecia también estiman al poeta.

Nos acercamos a esta gran escritor no sólo por su importante significado dentro de la cultura finlandesa, sino porque también es uno de los poetas más amados por Sibelius. Sus versos son la fuente de numerosas obras vocales de nuestros autor, en especial canciones
. Por ello era de rigor dedicarle un pequeño artículo dentro de nuestro blog.


Biografía

Johan Ludvig Runeberg nació el 5 de febrero de 1804 en Jakobstad
, una importante ciudad de Ostrobothnia, el oeste de Finlandia (precisamente en la zona, aun hoy en día, de mayor número de suecoparlantes del país).

Fue uno de los nueve hijos de Lorens Ulrik Runeberg y de Anna Maria Malm. Su padre, un capitán de barco - que había estudiado algo de teología en Åbo (Turku) -, estaba en alta mar cuando Johan Ludvig nació, y de hecho aún no lo conocería hasta cumplidos los tres años.

Cuando nació, Finlandia era parte de Suecia, situación que cambió en 1809. En esa fecha el territorio pasó a formar parte del Imperio Ruso, situación que sufrió toda su vida.

Tras estudiar en Vaasa y Oulu, se incorporó a la Academia de Åbo
. Esta prestigiosa institución, tras el incendio de 1827 y el traslado de la capital del Gran Ducado se convertiría en la actual Universidad de Helsinki. Allí se matriculó en "filosofía", que consistía principalmente en estudios de griego clásico y latín. Era un momento de la historia cultural clave: pudo coincidir con otras dos de las figuras más destacadas de la época, el filósofo y político Johan Vilhelm Snellman (1804-1881), el historiador y también poeta Zacharias Topelius (1818-1898) y el folclorista compilador-autor del Kalevala, Elias Lönnrot (1802-1884). Runeberg se licenció justo el último curso completo de existencia de la Academia, en 1827.

Ese verano da clases a los hijos del arzobispo de Åbo, Jakob Tengström. Cuatro años se casará con Fredrika Tengström, su sobrina, por la que sintió una auténtica pasión. Tal amor dio como resultado ocho hijos (dos de ellos muertos en edad temprana).

En esos primeros meses precisamente su ocupación principal fue la de tutor privado en la región de Saarijärvi, de donde obtendría gran parte de la inspiración para "Boden Paavo". En 1828 se traslada a Helsinki, donde impartiría clases de latín y griego en la recién fundada (refundada en realidad) Universidad, de 1830 a 1837. También desde 1832 sería editor y articulista ocasional del "Helsingfors Morgonblad" ("Diario de la mañana de Helsinki").

A pesar de sus esfuerzos, no consigue la cátedra, por lo que decide trasladarse al Liceo de Porvoo
, donde logra el puesto de Lector de Literatura Latina. En dicha ciudad, al sur del país, se establecería hasta el fin de sus días.


Casa de Runeberg en Porvoo, en la actualidad un museo dedicado al autor
 
Sus tareas de profesor también las compaginó un tiempo con la redacción de la revista "Borgå Tidning", aunque se centró en la poesía fundamentalmente desde su traslado a la ciudad costera. Tras su retiro como profesor, en 1857, se dedicará en exclusiva en la creación.

Por desgracia sólo pudo disfrutar de unos años de libertad absoluta para su arte. En 1863 sufre una hemorragia cerebral, que le mantendrá en la cama hasta el día de su muerte, el 6 de mayo de 1877.

Muere sin embargo ya siendo un auténtico mito, el más laureado de los poetas de la tierra de los mil lagos.


Obra

Runeberg fue el primer poeta finlandés en ver impresa una colección lírica en su país, llamada simplemente "Dikter" ("Poemas"), en 1830. Otros dos tomos de estos "Dikter" individuales vinieron en 1833 y 1843.

Sus conocimiento de la vida y la mentalidad campesina se plasman en "Bonden Paavo" ("Paavo el granjero", 1830), donde el protagonista muestra su "sisu" (palabra finesa), su terca fuerza de voluntad y su fe en la Providencia para superar los rigores de su vida. En finés la obra es conocida como "Saarijärven Paavo" ("Paavo de Saarijärvi").

En dos tomos (1848 y 1860) se publicó "Fänrik Ståhls Sägner" ("Relatos del alférez Acero"), considerada la obra más importante del autor y sin duda la que más proyección ha conocido. Constituida por 35 amplios cantos (lejos del habitual poema corto del autor), narra de forma épica acontecimientos de la guerra entre Suecia y Rusia
en la que ésta última tomó Finlandia. Durante toda la obra se destacan las acciones heroicas del pueblo finlandés, aunque la visión humanística del autor llega a dulcificar incluso a sus enemigos.

El poema de entrada a esta obra es precisamente "Vårt land"
, al que el músico Pacius convirtió años después en un coro patriótico de pronta fama. Otro poema ha adquirido también un estatus oficial: "Björneborgarnas marscha" ("Marcha de los habitantes de Björneborg"), cantado con la música de una antigua marcha militar, y con este título ha pasado a ser la marcha que acompaña al Presidente de la República en los actos públicos.

Una curiosa obra fue publicada póstumamente, "Simningen" ("Natación") trabajo de intenso corte erótico. Aunque tal grado de erotismo era desconocido hasta entonces por sus lectores, no hay duda de que este juega un papel subliminal muy importante en muchas de los poemas sentimentales del autor. La lucha por la libertad en Finlandia no era sólo política, y soterradamente en muchas obras del escritor se puede descubrir también una tensión entre la moral tradicional y el amor, sobre todo expresado en muchachas que descubrían el primer y trágico contacto con el hombre.

Otros títulos del autor incluyen su ensayo "Algunas palabras concernientes al distrito, el espíritu de la gente, y la forma de vida en la parroquia de Saarijärvi" (1832), "El hermano de la nube" (1835), "Hanna" (1836), "Rey Fjalar" (1844) y numerosos himnos para el cantoral luterano.


Trascendencia y curiosidades

Runeberg convirtió en figura nacional ya en vida, encarnando la figura del romanticismo patriótico y a la vez el sentimiento íntimo de los finlandeses. Aunque el himno nacional hoy en día se cante habitualmente en finés ("Maamme"), sus palabras siguen ocupando un puesto muy importante en la mentalidad del país. El día Runeberg es una fiesta patriótica (también es el Día de la Bandera) y no sólo literaria.
Estatua de Runeberg en el Parque de la Explanada, en el centro de Helsinki. Foto propia.
Muy gustoso de dulces, se cuenta que fue el gusto por el azúcar del poeta lo que dio origen a la Tarta o Pastel de Runeberg, receta creada, según la tradición, por su esposa. Además de un anillo de azúcar, el postre lleva mermelada de frambuesa y se acompaña de un licor, ron o coñac. Este pastel es típico de las semanas anteriores al Día Runeberg, fecha en la que se comen miles y miles de unidades.

El nombre del poeta está asociado también a una importante iniciativa de literatura nórdica en la red, el Proyecto Runeberg
, que incluye textos libres de derechos de autor de los principales autores nórdicos. En nuestro idioma parece casi imposible conseguir textos del poeta, por lo que los interesados hemos de recurrir a traducciones en otros idiomas. Una verdadera lástima, ya que la grandeza de su arte no deja lugar a la duda.


Sibelius y Runeberg

Jean Sibelius sintió admiración ya desde su infancia
. El músico relató como llegó a visitar, aún en la escuela, la tumba del escritor, y sintió como el espíritu del poeta entraba en su propio cuerpo.

El compositor sin duda sintió una especial afinidad personal por los versos de poeta. Por una parte el Runeberg patriótico y popular está próximo al nacionalismo sin estridencias de Sibelius. Pero muy especialmente ese romanticismo nórdico, melancólico y pesimista, conecta muy intensamente a ambos artistas.

En sus primeros años como compositor, antes de iniciar lecturas de autores contemporáneos, los versos de Runeberg fueron los más veces puestos en música, desde una de sus primerísimas canciones,"Serenad" ("Serenata") JS.167. También su primera colección de canciones
, la que llevaría el número de opus 13 (sången escritas entre 1891 y 1892), estaba basada en textos del poeta.

Esa pasión inicial fue disminuyendo con los años, si bien nunca faltaron poemas de Runeberg en el resto de su trayectoria, incluso uno extraído de "Fänrik Ståhls Sägner", "Sandels", que se convirtió en cantata en 1898. Curiosamente, su última colección de canciones, el opus 90, también estuvo íntegramente dedicada a sus versos. Muchas de las canciones se encuentran entre las mejores composiciones de Sibelius, como el ciclo opus 13, "El primer beso", "La muchacha que regresa de su encuentro con su amante" (un texto famosísimo también), la mística "El norte"... No hay duda que el más grande poeta del romanticismo finlandés otorgó al más grande músico del país una gran inspiración. De alguna forma puede ser cierto que el espíritu de Runeberg entrara en Sibelius...

A continuación tienen ustedes un listado de todas las obras de Sibelius con texto de Johan Ludvig Runeberg. Más de treinta títulos (algunos de ellos obras diferentes pero que utilizan los mismos versos) atestiguan la importancia del poeta para el músico (canciones para voz y piano si no se indica):


- "Serenad" ("Serenata") JS.167 (1888)
- "När sig våren åter föder" ("Cuando la primavera viene una vez más a la vida") JS.139 para coro mixto a capella (1888),
- "Tanke, se hur fågeln svingar" ("Imagina cómo el pájaro baja en picado") para coro mixto a capella JS.191 (1888) [mismo texto que el dueto JS.192]
- "Hur blekt är allt" ("Qué pálido está todo") (Johan Ludvig Runeberg) para coro mixto a capella JS.96 (1888),
-"Vi kysser du fader min fästö här?" ("¿Por qué besarte, padre, corazón mío?") para coro mixto y piano JS.218 (1889-90)
- "Likhet" ["Semejanza"] JS.120 (1890) [mismo texto que el coro JS.121]
- "Löjet var utan hem" ("La sonrisa estaba sin hogar") [fragmento] (1890-91)
- "Drömmen" ("El sueño") opus 13 nº5 (1891)
- "Hjärtats morgon" ("La mañana del corazón") opus 13 nº3 (1891)
- "Våren flyktar hastigt" ("La primavera está huyendo") opus 13 nº4 (1891)
- "Jägargossen" ("El joven cazador") opus 13 nº7 (1891)
- "Flickan gick en vintermorgon" ("La muchacha salió una mañana de invierno") [fragmento] (1890-92) [mismo texto que "Arioso" opus 3]
- "Den första kyssen" ("El primer beso") JS.57 [fragmento] (1891-92) [mismo texto que opus 37 nº1]
- "Se'n har jag ej frågat mera" ("Desde que yo no pregunté nada más") opus 17 nº1 (1891-92)
- "Under strandens granar ["Bajo los pinos"] opus 13 nº1 (1892)
- "Kyssens hopp" ["Esperanza del beso"] opus 13 nº2 (1892)
- "Till Frigga" ["A Frigga"]opus 13 nº6 (1892)
- "Svartsjukans nätter" ["Noches de celos"], melodrama para recitador, piano, violín y violoncello JS.125 (1893)
- "Sandels", impromptu para coro masculino y orquesta opus 28 (1898)
- "Men min fågel märks dock icke" ["Pero mi pájaro aún no vuelve a casa"] opus 36 nº2 (1899)
- "Den första kyssen" ("El primer beso") opus 37 nº1 (1900) [mismo texto que JS.57]
- "Flickan kom ifrån sin älsklings möte" ["La muchacha que regresa de su encuentro con su amante"] opus 37 nº5 (1901)
- "Ej med klagan" ["No con lamentos"] para coro mixto a capella JS.69 (1905)
- "Hundra vägar" ["Mil caminos"] , opus 72 nº6 (1907)
- "Fåfäng önskan" ["El holgazán desea"] opus 61 nº7 (1910)
- "Arioso" para soprano y cuerda o piano opus 3 (1911)
- "Tanken" ["El pensamiento"] para dos sopranos y piano JS.192 (1915) [mismo texto que el coro JS.191]
- "Sippan" ["La anémona"] opus 88 nº4 (1917)
- "Törnet" ["El espino"], opus 88 nº5 (1917)
- "Blommans öde" ["El destino de la flor"] opus 88 nº6 (1917)
- "Morgonen" ["La mañana"] opus 90 nº3 (1917)
- "Sommarnatten" ["Noche de verano"] opus 90 nº5 (1917)
- "Norden" ["El norte"] opus 90 nº1 (1917)
- "Fågelfängaren" ["El cazador de pájaros"] opus 90 nº4 (1917)
- "Vem styrde hit din väg?" ["¿Quién te ha traído aquí""] opus 90 nº6 (1917)
- "Hennes budskap" ["Su mensaje"] opus 90 nº2 (1917)
- "Likhet" ["Semejanza"] para coro mixto a capella JS.121 (1922) [mismo texto que la canción JS.120]


Sibelius también hizo dos arreglos de la "Björneborgarnas marscha" ("Porilaisten marssi"), pero ambos instrumentales, sin relación directa con los textos de Runeberg.
Nuestro músico no fue el único que compuso sobre versos del poeta: otros compositores finlandeses y suecos también se basaron en ellos para sus obras vocales, entre los cuales destaca Wilhel Stenhammar (1871-1927), que le dedicó ciclos completos de canciones, incluyendo una versión propia de "La muchacha que regresa de su encuentro con su amante" .

Enlaces

A continuación recomendamos algunos enlaces útiles en la red, de nuevo lamentando la escasísima atención del mundo hispanoparlante al genial poeta:

Página "oficial" sobre el poeta
, con poemas y abundante información. Una "pequeña" pega: sólo en sueco y en finés.

• Una reflexión de la modernidad de Runeberg
en castellano, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia

• También en español Día Runeberg
por los jóvenes de Big in Finland. Incluye un interesante enlace sobre el pastelito (en inglés), para los golosos y amantes de los retos...

_________

Dedicaremos un próximo post a "Norden" ("El norte") opus 90 nº1, una bellísima canción de 1917 con texto de Runeberg, y así veremos en detalle la calidad de los versos y la afinidad del compositor con ellos.

4 comentarios:

  1. Curioso el caso del compromiso cultural y nacional de los artistas e intelectuales suecohablantes finlandeses con Finlandia: Sibelius, Runeberg o Lönrott.

    Dentro del campo de la historia, a destacar la figura de Carl Gustav Emil Mannerheim general del ejército finlandés, heroe nacional que dirigió la defensa contra la Unión Soviética, y presidente de la República de Finlandia.

    El hombre tardó lo suyo en aprender finés, creo que se andaba por los cincuentas cuando decidió hacerlo y nunca llegó a hablarlo correctamente, según creo recordar. En fin, curiosidades.

    ResponderEliminar
  2. Ciertmente Vicent, muchos de los protagonistas de la cultura y la sociedad finlandesa anterior a la independencia eran suecoparlantes. El propio Sibelius lo era, su lengua materna y "de pensamiento" era el sueco, pero siempre hizo un gran esfuerzo para manejarse en finés aunque, según diversos testimonios, nunca lo dominó a la perfección.

    Siempre se las arregló (lo cierto es que parece que fue algo impulsivo y no planeado) por no significarse, a pesar de su origen, en la facción sueca o en la finesa, con importantes amigos y colegas de ambos bandos, aunque probablemente por su matrimonio con Aino Järnefelt y sus poemas sinfónicos y música coral sobre el Kalevala invitaba a pensar en un mayor peso de lo "fennoman" en su mentalidad. Además, su relación con el más ardiente grupo fennoman, el círculo del Päivälehti, de claro ascendente nacionalista político, lo inclina hacia el lado finlandés.

    En cualquier caso, tras la idependencia en 1917, y las polémicas linguüísticas que siguieron, ambos bandos coincidieron que Sibelius estaba por encima de sus visiones particulares, y ambos lo consideraban tan suyo como amistosamente contrario.

    En lo personal Sibelius hablaba sueco, su diario está siempre en sueco. Sus canciones, en su mayoría están en sueco. Sin embargo con su mujer procuraba hablar y escribir en finés, y ante los demás también procuraba usar la lengua más popular. La mayoría de su música coral está en finés. Ya lo he señalado en alguna ocasión: el "yo íntimo" de Sibelius es sueco, su "yo público" y colectivo se expresa en finés.

    ResponderEliminar
  3. Era Aino de familia finohablante? El apellido "Järnefelt" me suena más sueco que finlandés.

    ResponderEliminar
  4. Pues ambas cosas son ciertas sin ser contradictorias. Como miembro de la aristocracia finlandesa, el general Alexander Järnefelt, padre de Aino (y del pintor Eero, el músico Armas, el dramaturgo Arvid, todos ellos grandes protagonistas de la vida cultural de la época), era de lengua materna sueca. Su esposa Elisabeth, procedente de San Petersburgo, era lengua rusa (aunque creo que familia de origen alemana).

    Pero el general se sintió muy identificado con el pueblo finlandés, adoptó su lengua finesa para el uso diario en su hogar, con su mujer y con todo aquella persona con la que podía utilizarla. Se implicó con el movimiento fennoman muy intensamente (el nacionalismo finlandés expresado en finesa, de corte liberal frente al conservadurismo svecoman), y crió a sus hijos en la lengua finesa y en su ideología fennoman.

    Aino es el nombre de una de las protagonistas femeninas del Kalevala.

    En la Finlandia anterior a la independencia esta actitud del general no era nada extraña aunque era poco frecuente. Lo habitual era el caso contrario, que hubiera familias de origen finoparlante que hubieran acabado hablando sueco, sobre todo en las capas más altas de la sociedad, en un momento en que estas estaban dominadas (aunque nunca del todo) por los descendientes de la colonización e inmigración sueca. Creo recordar que las cifras eran de un 8% de suecoparlantes de origen sueco y otro 8 de origen finlandés. En la actualidad los finlandese con lengua materna sueca son un 5,5 al 6 %, y muchos de ellos llevan apellidos finlandeses.

    ResponderEliminar